enero 26, 2011

Cada día que pasa y miro mi foto de Robert Smith pegada en mi nuevo cuarto, no puedo evitar perderme en el azul de sus ojos y en lo más oscuro de su mirada... ¿Tan lindo tenes que ser? Aún con 50 y pico de años seguís pareciendome hermoso Robert.
Que pervertida que soy, pero te amo

No hay comentarios:

Publicar un comentario