abril 11, 2010

El juez deja ejercer hasta junio al médico de Jackson


ha ganado la primera batalla, pero la guerra sigue adelante. El doctor Conrad Murray, principal acusado por la muerte de Michael Jackson en junio del año pasado, ha conseguido de momento que el juez no le retire la licencia para seguir ejerciendo la medicina en el estado de California, pese a que la fiscalía de Los Ángeles le acusa de haber suministrado una dosis de propofol que acabó con la vida del cantante. Eso sí, tiene prohibido recetar calmantes y anestésicos.
El lunes por la tarde, Murray acudió a los juzgados de la Corte Superior de Justicia de Los Ángeles para la vista oral en que se asignó su caso al juez Michael Pastor, ante quien volvió a declararse inocente. El magistrado le comunicó que podrá seguir manteniendo su licencia hasta que se celebre una nueva vista del juicio, el próximo 14 de junio.

INDEFENSO SIN LICENCIA // Los abogados de Murray alegaron ante el juez que si retiraban la licencia médica a su cliente en California se produciría un efecto dominó que le impediría seguir trabajando en los otros dos estados donde puede ejercer (Texas y Nevada), lo cual le dejaría indefenso ante la justicia al no poder pagar sus honorarios. 
Ahora, los letrados tienen dos meses para seguir preparando el caso, cuyo principal argumento será que Jackson aprovechó un momento de ausencia del médico para administrarse a sí mismo la dosis mortal de propofol que le provocó el paro cardiaco que acabó con su vida. Los abogados han dejado entrever también que era adicto a la Coca-Cola y que la noche antes de su muerte le suministró varios sedantes para intentar conciliar el sueño.
En la sala estuvieron presentes Joe y Katherine Jackson, los padres del responsable de éxitos como Thriller, además de sus hermanos Janet, Jermaine y Randy, que se retiraron de los juzgados sin hacer declaraciones a los periodistas. Ya en el interior, se pudo ver a la madre deJackson llorando y a su hija Janet intentado levantarle el ánimo con abrazos y gestos de cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario